¡Mi bebé tiene vueltas de cordón!

¿Cuántas veces has oído que los bebés tenían vueltas de cordón alrededor del cuello?, ¿sabes que no hay que hacer ninguna actuación especial en relación a las vueltas de cordón salvo “dejarlo estar”?, ¿os han dicho que vuestro bebé tardaba en nacer porque el cordón era corto?


¿Sabías que es más común en bebés varones?

¡QUE NO CUNDA EL PÁNICO! Casi el 40% de los bebés nacen con un collar al cuello! Qué pensáis… ¿van a estar 9 meses en la barriga sin jugar con nada?, ¡el cordón es su primer juguete! y además, entre las volteretas que dan, lo raro es que el porcentaje no sea mayor… Hay veces incluso, que no vienen con un collar, sino con una bandolera (si, si, bandolera), o alrededor de una mano o un pie…

Muchas veces, las vueltas se pueden ver durante una ecografía rutinaria, otras, podemos intuirlo durante el parto, ya que a través de la monitorización, el bebé nos puede decir “algo” y otras… No nos damos cuenta hasta que el bebé nace. La naturaleza es sabia señoras...😎 y, el cordón está formado por una gelatina que cubre los vasos importantes (2 arterias y 1 vena), de ahí, que pueda “comprimirse” sin causar daño. En la siguiente foto os represento con colores lo que es cada estructura



Hay vueltas que están flojas, se pasan por la cabecita mientras esperamos que salgan los hombros y ya está. Incluso os añado: esto no es ni necesario porque lo ideal sería no tocar el cordón, pero es cierto que lo más habitual es que lo retiren cuando sale la cabecita. Otras veces, las vueltas aprietan...y, ¿cuándo vamos a liberarla esta vez? Cuando nace🤲🏻. Dejamos al bebé cerquita de las piernas de la madre y así, cuando nace, liberamos esa circular.  A esto se le llama maniobra de Somersault (os enseño una imagen a continuación)




¿Y si hay un nudo en el cordón? Tranquila. Por norma general, esa gelatina que os comentaba al principio, continua protegiendo la vena y dos arterias y, deberían de darse unas condiciones muy desfavorables, para que un nudo verdadero tenga consecuencias graves. La incidencia de que haya un nudo verdadero es entre 0,5% y 1,25%. Parece que su presencia no modifica los valores de los gases de los fetos y los recién nacidos, es decir, el nivel de oxígeno en el bebé, no parece que se vea afectado con la presencia de los nudos verdaderos.




¿Es verdad que un cordón corto puede hacer que mi bebé no nazca? No. Eso es un mito bastante extendido pero, los bebés "bajan" a la vez que baja la placenta, el útero... Un cordón corto no impide que un bebé tarde más o menos en nacer. Existen factores que sí hacen que los partos se alarguen: inmovilización materna, analgesia epidural, pujos en posición de litotomía (postura típica ginecológica), pujos en apnea...


Recordad: las vueltas de cordón son muy habituales, pero en muy raras ocasiones generan un problema real en los bebés.

¿Vuestros retoños venían estrenando collar?🤩 El mío sí, con nada más y nada menos que dos! Muy presumido, mi pequeño broncosaurio.


Carla García Fernández - Enfermera y Matrona

Mi Mami es Matrona

  • Negro del icono de Instagram
  • YouTube - Círculo Negro
  • Negro Facebook Icono

¡Suscríbete y no te pierdas nada!

© 2019 by Mimamiesmatrona