El tabaco y la infancia

El tabaco es especialmente nocivo para nuestros hijos: los recién nacidos y bebés menores de 2 años tienen un sistema respiratorio e inmunológico en proceso de maduración y su organismo no es capaz de eliminar las sustancias tóxicas que contiene el humo del tabaco.


¿Os habéis dado cuenta de que los bebés respiran más rápido?

Eso tampoco ayuda, ya que aumenta la exposición al humo. Más respiraciones = Más toxinas.


¿Qué problemas puede causar el humo ambiental del tabaco durante la infancia?

Mayor riesgo de bajo peso al nacer. Fumar durante el embarazo puede causar un bajo peso del bebé en su nacimiento y unos pulmones más débiles.

Mayor riesgo de prematuridad. Las madres fumadoras tienen mayor riesgo de insuficiencia placentaria, lo que signfiica que el oxígeno que el llega al bebé sea menor, aumentando la posibilidad de que éste pueda nacer de forma prematura.

Mayor riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante. Existe una mayor probabilidad de síndrome de muerte súbita del lactante en aquellos bebés cuyas madres han fumado durante el embarazo.

Además, en madres/padres fumadores, aumenta el SMSL si el bebé practica colecho con ellos (Y esta información no es "nueva".. hay publicaciones de 1992 y 1993 que ya lo confirmaban)

Otitis. La exposición al humo del tabaco causa inflamación y obstrucción provocando dolor e infección. Las infecciones de oído son la causa más común de pérdida de audición.

Infecciones respiratorias y asma. El humo del tabaco puede causar neumonía, bronquitis y bronquiolitis. Se ha demostrado que las infecciones de vías respiratorias durante la infancia, se asocia a más prevalencia de asma y otras enfermedades respiratorias crónicas.

Ingresos hospitalarios. Los hijos de padres fumadores o niños expuestos al tabaco tienen un mayor número de ingresos hospitalarios durante su primer año de vida.

Atopia. Los hijos de padres fumadores tienen mayor riesgo de asma alérgica, dermatitis atópica, rinitis alérgica y enteropatía alérgica.


Y por supuesto, los efectos cancerígenos y cardiovasculares que ya conocemos que ocurren en la edad adulta, también existe en la infancia, aunque en éstos, los cánceres más frecuentes son leucemias agudas, tumores intracraneales, neuroblastomas, tumor de Wilms, sarcomas óseo y de partes blandas.


Las partículas tóxicas del humo de tabaco se quedan impregnadas de forma duradera en todas las superficies y suponen un riesgo para la salud, incluso aunque se tomen “medidas” como fumar en la ventana o en la cocina con la puerta cerrada.

Recomendaciones


Toda persona que quiera mantener contacto con un bebé y sea fumadora, debería previamente de darse una ducha y cambiarse la ropa porque las partículas nocivas del tabaco se encuentran en la piel y ropa. Con la higiene de manos no sería suficiente para asegurarnos un espacio libre de humo para la salud de los bebés


Fuentes:

Asociación española contra el cáncer. link

Schoendorf KC, Kiely JL. Relationship of sudden infant death syndrome to maternal smoking during and after pregnancy. Pediatrics. 1992;90(6):905-8.

Scragg R, Mitchell EA, Taylor BJ, et al. Bed sharing, smoking, and alcohol in the sudden infant death syndrome. New Zealand Cot Death Study Group. BMJ. 1993;307(6915):1312-8.

Enfermedades pediátricas asociadas al tabaquismo. Asociación Española de Pediatría. link


Mi Mami es Matrona

  • Negro del icono de Instagram
  • YouTube - Círculo Negro
  • Negro Facebook Icono

¡Suscríbete y no te pierdas nada!

© 2019 by Mimamiesmatrona